Gokokuji (Toshima-ku), una joya escondida en Tokio

Gokoku-ji es una auténtica joya escondida en Tokio. El templo es un portal que te lleva a un mundo lejos de lejos del bullicio turìstico y del dìa a dìa de Tokio se ha conservado.

Gokokuji

Para llegar aquí dirígete hacia la estación de Ikebukuro, cambia a la Yurakucho Line y baja en Gokokuji.

Gokokuji

Fue establecido en 1681 por el quinto Shogun del Periodo edo, Tokugawa Tsuganashi, a petición de su propia madre. Pertenece a la secta Shingon, una rama del Budismo. Misma que fue traída por el monje Kobo Daishi desde China.

La arquitectura es uno de los raros ejemplos de còmo lucìan los templos antes del siglo XIX, pues dicho sitio ha sobrevivido a la devastadora Segunda Guerra Mundial y al gran terremoto de Kanto en 1923.

Llegando por la entrada principal las estatuas de los guardianes Kongorikishi, Amida Buda y Jizo te dan al bienvenida. Del lado izquierdo hay una pagoda y, a lo largo, un complejo de varios edificios menores.

Gokokuji

Gokokuji

Gokokuji

Gokokuji

Hacia enfrente se encuentra el templo principal llamado Kannon Do, dentro de èl hay un hermoso altar tallado en madera con pinturas originales y distintas figuras de las deidades Shingon.

Gokokuji

Gokokuji

En 1873 el sitio fue declarado el Mausoleo Imperial por el emperador Meiji. Caminando hacia la parte trasera del Kannon Do veràs una estatua de la misma deidad sosteniendo una flor de loto y junto a èl està localizado el cementerio.

Gokokuji

Dicho lugar se ha convertido en el lugar de descanso de gente importante que ha ayudado a construir el Japòn que todos conocemos hoy como polìticos, hombres de negocios y artistas mariciales.

Gokokuji

Dos personajes importantes que residen aquí son: El mismo Emperador Meiji y Josiah Conder, tambièn conocido como “El padre de la arquitectura moderna japonesa”.

El cementerio tiene su propio guardiàn: Jizo. Una de las deidades màs apreciadas en el Japòn moderno. Jizò es el patron de los viajeros mujeres y niños. Tambièn ayuda a aquellos que sufren en el purgatorio. Generalmente se le encuentra situado en templos, cementerios e intersecciones de caminos.

Gokokuji

En Gokoku-ji se pueden observar diferentes estatuas de èl, como “Roku Jizo” o los seis Jizos. Esta representaciòn es especial para aquellos que han dejado la vida y estàn en el proceso de transiciòn a otra. Las seis representaciones aluden a los seis ciclos de “La reencarnaciòn Kàrmica” (o Samsara), de los que la deidad promete ser asistente.

Gokokuji

De las actividades que ofrece el recito estàn: el mercado de pulgas de cada segundo fin de semana de cada mes, en donde es posible encontrar todo tipo de curiosidades.

Gokokuji

Gokokuji

Y el Hana Matsuri o festival de las flores, celebrado cada 6 de abril en honor al cumpleaños de Buda.